iconfbicontwittericonyoutubeiconrss

Vinaora Nivo Slider 3.x

0
0
0
s2sdefault

Captura de pantalla 2015 11 13 09.33.43

Culiacán, Sin. 26 de octubre del 2015.- El año pasado se creó el impuesto a bebidas azucaradas y comida chatarra para disminuir su consumo, el sobrepeso y la obesidad, pero también lo recaudado iría a campañas para promover el buen comer en la población, sin embargo a la fecha desconocen en qué se utilizó el dinero, lo único que se saben es que seguirá esa carga tributaria, declaró el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados en Sinaloa, Mario Zazueta Félix.

 

Dijo que los diputados no mandataron al ejecutivo como gastar el recurso del nuevo impuesto pero si afectaron al sector restaurantero.

…”Fue justificado, lo que creemos es que el año pasado a los diputados les falto etiquetar exactamente en qué deberían de haber gastado esos recursos que se recaudaran porque nada más nos dijeron nos crearon un nuevo impuesto pero no le ordenaron al ejecutivo como los utilizara en este año observamos lo mismo“.

Zazueta Félix lamentó que solamente un 10 por ciento de los 500 diputados federales trabajen, de ahí que permitan que el dinero de los impuestos se gaste en forma discrecional.
Mencionó que el gravamen del 5 por ciento en bebidas azucaradas no provocó disminución en la venta de la principal compañía distribuidora de refrescos en el país, por el contrario reportó jugosas ganancias.